miércoles, 22 de marzo de 2017

TRACCION ELECTRICA SIN RIELES EN SANTIAGO


El 20 del presente (junio 1913) ha sido concedido por el Supremo Gobierno a don Harry Haitland, representante en Chile de la Sociedad inglesa “The Soutt American Railless Traction Company Ltd.” de Buenos Aires, la concesión para instalar el “Omnibus – Trolley” en Santiago y los alrededores. Según el decreto será explotado dentro de 18 meses un mínimum de servicio de 10 kilómetros.

En términos generales se puede describir al carro sin rieles como un vehículo liviano, sin olor y de ruido casi imperceptible: el carro “R:E:T:” no está sometido a un trayecto fijo o indesviable, sino que puede ser gobernado con facilidad máxima en medio de un denso tráfico y pasar obstrucciones y bajo de puentes, pudiendo mientras tanto desviarse del camino recto con la misma facilidad que cualquier otro tipo de vehículo movido mecánicamente.

La tracción “R.E.T.”, se adapta no solamente a las grandes ciudades sino también a las ciudades que tienen una población demasiado escasa para poder mantener tranvías con rieles o que tiene calles inapropiadas para la colocación de rieles, como también para poner en contacto los distritos rurales con tranvías y ferrocarriles, para desarrollar los baños de mar y termales y el trafico de frutos del país desde las Haciendas y chacras a los centros de población o de productos, minerales y otra carga, entre las fabricas, ingenios, minas etc., a las estaciones de ferrocarriles u otros puntos de embarque.

En comparación con los otros medios de transporte mecánicos, la tracción “R.E.T.”(*) presenta ventajas distintivas, que recomiendan su adopción en ciertos casos bien definidos.

Una consideración de los rasgos especiales y ventajas que ofrece este sistema demuestra que este país reúne las condiciones mas favorables para su adopción.


Costo de instalación. El costo de instalación es menos de una cuarta parte del costo medio de los tranvías Británicos por milla de trayecto. En los países sudamericanos esta desproporción es aun mucho más grande por el costo mayor, en ellos, de los rieles, accesorios y de la mano de obra.

Una instalación de Omnibus-Trolley comprendiendo a todas las calles principales y sirviendo a la población entera, puede hacerse por el mismo costo de lo que importaría un tranvía que solo sirva algunas pocas de las calles principales. El gasto de explotación es solamente 40 centavos chilenos por kilometro.

El sistema está instalado en muchas partes del Reino Unido incluyendo Manchester, Birminghan, Shelfield, Edimburgo, Glasgow, Stockfort, etc., y en las comunas en el distrito de Londres de West Han, Wanstead, Toltenham, etc.

También está instalado “R.E.T.” en Rusia, Francia, Turquía, Australia, India, Canadá, Nueva Zelandia, China y esta instalándose en la provincia de Buenos Aires, Argentina.
                                                  


La Railless Electric Traction Company fue establecida en Londres en 1909 con la intención de introducir el “tranvía sin rieles” (mas tarde conocido como trolebús). Tras el éxito también hubo intentos negativos a este sistema.

En algún momento antes de 1911, se estableció una oficina en Balm Road, Leeds, presumiblemente para alentar los negocios en el norte de Inglaterra. La Railless Company compro la licencia británica para el sistema Max Scheiman de acumulación de corriente, que utilizo en dos cables (negativo y positivo) por los cuales el vehículo es alimentado de energía través de dos barras (polos) unidas al techo.


(*) R.E.T. Railless Electric Traction.




1 comentario:

  1. Estimado Rafael:

    Primero que todo, lo felicito por el excelente trabajo que realiza en su Blog.

    Me gustaría ponerme en contacto con usted, para preguntarle por una artículo que escribió hace unos años. Agradecería se comunique conmigo en cuanto pueda.

    Saludos,

    Javiera

    ResponderEliminar