martes, 22 de abril de 2014

El Túnel Las Raices


fotografía actual
 

El más largo de América
A 45 kilómetros  de Curacautín, en dirección al Valle de Lonquimay, y a 25 kilómetros de esta última población, en el camino internacional Curacautín – Zapala (Argentina), se encuentra el imponente Túnel “Las Raíces”, que surca en toda su extensión, en línea recta, de este a oeste, uno de los cordones de los Andes llamado Las Raíces, de donde proviene el nombre del túnel, y que tiene una legua de largo (tiene una longitud total de 4.528 metros).

La construcción de esta obra de arte arquitectónica obedece a la proyectada línea férrea internacional, Curacautín – Zapala, de que habla el tratado chileno argentino de 1933, conjuntamente con los ferrocarriles por Salta, en el norte, y los Andes al centro.

Los trabajos iniciales, hasta el 49%, fueron ejecutados por una firma argentina, contratada por nuestro Gobierno, y el 51% restante se hizo por Administración, a cargo del ingeniero don Ángel Zanghellini, asesorado por los señores Juan Kapler, Carlos Villavicencio, Lorenzo Vergara y otros, os mismos preocupados del trazado del ferrocarril hasta Zapala.

Boca Sur y Boca Norte, se han dado en llamar los dos extremos de este túnel, que soporta una enorme masa cordillerana de gran altura. Ambas bocas se encuentran vigilada por un Retén de Carabineros: Poca Norte, de la jurisdicción de la Comisaría de Curacautín; el otro, Boca Sur, dependiente de la Comisaría de Lonquimay.

Se encuentran en el lugar las maestranzas que tiene destacada la Inspección Técnica del departamento de Ferrocarriles en construcción del Departamento de Obras Publicas, y que tiene bajo su tuición el trazado de la línea férrea aludida.

El campamento de Boca Sur ha sido entregado al Regimiento Lautaro, pues se proyecta destacar una avanzada andina, que se justifica desde el punto de vista estratégico militar, y lo que daría más vida a sus contornos.

 
Aun cuando este túnel tienes varios años terminado, no ha sido empleado para el objetivo que se tuvo en vista, cual es el trazado de la línea internacional, cumple una misión de alta significación, pues mantiene en constante comunicación con el exterior a los 5.000 personas que pueblan el Valle del Lonquimay, que otrora permanecía hasta siete meses al año incomunicados, salvo el paso a través del alto de la cordillera de Las Raíces que se hacía a pie con temperaturas de hasta menos 20 grados.          

Durante la construcción de esta obra, en julio de 1934, se produjo un enorme derrumbe que sepulto, por más de 48 horas, a más de 20 obreros y que salvaron milagrosamente. (1)

Con la terminación del trazado del ferrocarril que unirá el territorio de Neuquén, empalmando en Zapala, a través del túnel, se incrementara grandemente el intercambio comercial entre ambos países, tal como lo concibió el referido tratado de 1933. El intenso tráfico de ganado de internación Argentina, se hará entonces por este ferrocarril, tal como se hace por los Andes; como también el acarreo de maderas chilenas hacia Argentina, que suele hacerse por medio de carros tirados por bueyes y en camiones.

 
Seria medida de buen gobierno el proporcionar mayores fondos anualmente para la consecución del trazado definitivo que se encuentra con su terraplén terminado solamente hasta Boca Sur, y que por la escases de rieles, a causa de la guerra, no ha podido ser habilitado el ferrocarril hasta dicho lugar.

El agua que se escurre a través de las anchas paredes del túnel, se cristaliza debido a los intensos fríos del invierno, tapando su Boca Sur de una capa de hielo maciza, y en su interior, esta agua solidificada dan la forma de estalactitas, que suelen derrumbarse al paso de las cabalgaduras. Por medio de grandes fogatas, los viajeros diluyen estos impedimentos para poder seguir adelante.



Constituye gran anhelo de los pobladores de Lonquimay el que la línea telefónica del Telégrafo del Estado pase por el interior del túnel, en vez de hacerla pasar, como hoy, por las crestas de Las Raíces, que hace que Lonquimay este hasta quince días sin servicio telegráfico, por la interrupción que provocan en los hilos las densas y pesadas capas de nieve que los cubren en invierno. Los vecinos han ofrecido la nueva postración que se requiere, pero los trámites han tenido hasta hoy mal fin.

Revista En Viaje. Julio de 1946

 
 

APENDICE
(1) La tragedia del Túnel Las Raíces. Con este título se inicia la narración histórica de este hecho ocurrido en el año 1932, durante la construcción del túnel, en el cual resultaron atrapados en su interior  los trabajadores que laboraban a esa hora de la mañana.
Este es un trabajo exhaustivo de la Corporación Cultural Identidad y Futuro, publicada en su página web. Historia que refleja casi de igual forma, la tragedia ocurrida en el norte de Chile en al año 2010, en la Mina San José.

 

Fragmento:
Hundimiento del Túnel

Hasta las 11 de la mañana del día martes 17 de mayo de 1932, las faenas se desarrollaban normalmente. Fue en esos instantes cuando a unos 440 metros de la boca norte del túnel se produjo un hundimiento de la montaña, en los precisos momentos en que travesaba por el lugar el tren Decauville que arrastraba 15 carros de material que se extraía en el interior.

tren tipo Decauville
Sólo tres de los carros no quedaron aprisionados. En uno de ellos viajaba el palanquero Segundo Parra, quien logró salvar por segundos, ya que el resto de los carros quedó totalmente sepultado por los escombros de barro y agua que cayeron desde el centro de la montaña.

En un primer momento se temió por la vida del maquinista Santiago Fernández, quien viajaba al otro extremo del tren al mando de la pequeña locomotora, ya que no se sabía a ciencia cierta la cuantía de los daños…

durante el rescate
… Los obreros estuvieron al interior del túnel 95 horas y 25 minutos. El trabajo de salvamento se hizo de noche y de día, en turnos de 40 o más obreros, que se renovaban cada tres horas…

NOTA : Fue el túnel ferroviario más largo de América (el ferrocarril ya no corre en él), y es el tercer túnel vehicular más largo de Latinoamérica, tras el “Túnel de Occidente” (o “Túnel Fernando Gómez Martínez”), y del “Túnel Buena Vista Misael Pastrana Borrero”, ambos de Colombia.

2 comentarios:

  1. Interesante historia para comentarle a nuestros compatriotas Argentinos y también a Chilenos que poco saben de nuestros pasados.

    ResponderEliminar
  2. Hermosa obra que vale la pena conocer, además rodeada por bellos parajes cordilleranos. Lo único triste es que el tren ya no está presente...

    ResponderEliminar